Bienvenidos al blog del Grupo Joven de la Real, Servita y Franciscana Hermandad de la Soledad, de la Vera Cruz y de San Cristóbal de Villarrubia de los Ojos. Esta herramienta virtual pretende ser el reflejo del emprendimiento personal que un grupo de jóvenes de la Hermandad de "los blancos" ha querido llevar a cabo para colaborar en estrecha unión con nuestra cofradía. A través de esta página queremos, además, haceros partícipes de todos los proyectos e iniciativas que nuestra Hermandad desarrolla o quiere poner en marcha en un futuro próximo, así como diferentes actos relacionados con la Semana Santa de Villarrubia, declarada de Interés Turístico Regional desde 2014, y la religiosidad del municipio. Ante cualquier duda, queja o sugerencia, podéis dirigiros a la siguiente dirección de e-mail: grupojovensoledadyvera-cruz@hotmail.es







miércoles, 18 de abril de 2018

Crónica de la Semana Santa 2018: una Semana Santa agridulce

Foto: Alberto Beamud
Pasados unas semanas desde el término de la Semana Santa 2018, toca hacer balance de estos días y los de Cuaresma. 

La denominamos agridulce. Agria por las lluvias, por no poder ver nuestras imágenes al 100% en la calle. Pero dulce, siempre dulce. Dulce por los momentos vividos en hermandad, por ver que Jesús resucitó y vivir internamente nuestra Semana Santa, algo que siempre podremos hacer y lo que hemos de disfrutar y valorar diariamente en cada eucaristía.

La Semana Santa 2018 llegaba precedida por momentos de cambio de nuestra Hermandad, donde la Asamblea General Ordinaria veía cómo el rumbo de la Hermandad cambiaría de manos de Jesús Manuel Plana Morales, actual presidente y Hermano Mayor de nuestra Hermandad desde el año 2002, para dejar el cargo a favor de Manuel Serrano García, miembro actual de la Junta Directiva de nuestra Hermandad y único candidato a las elecciones presentadas en el pasado mes de marzo, a quien le deseamos desde aquí la mayor de las suertes en esta nueva etapa.

Foto: Alberto Beamud
Aunque la nueva Junta de Gobierno no tomará posesión hasta pasada la Semana de San Cristóbal en el mes de julio, este fue uno de los momentos que marcaría la Cuaresma en nuestra Hermandad. Además, los días previos a la Semana Santa 2018 venían marcados por varias predicciones meteorológicas que indicaban precipitaciones en algunos de los días de la Semana Santa, algo que finalmente ocurrió.

Llenos de nervios, preparativos y las emociones ya a flor de piel, llegaba un nublado y, posteriormente, lluvioso Viernes de Dolores. Un viernes que es muy especial, el viernes que marca la cuenta atrás para otro viernes en nuestra Hermandad y donde veneramos a la imagen de Nuestra Señora de los Dolores. Recordamos todos y cada uno de los Siete Dolores de la Virgen... Así, con la ayuda de Fray Javier Garzón, quien presidió la eucaristía, llegamos a reflexionar en la importancia de la figura de María, la figura de la Madre piadosa que permaneció junto a la Cruz, junto a Cristo, en todo momento. 
Tras la eucaristía, pudimos acercarnos a besar la mano de la Madre de Dios. 
Ruegos, súplicas, agradecimientos. Un sinfín de pensamientos y emociones que solo Nuestra Madre sabe escuchar y atender. Más de 500 personas pasaron por el Templo Parroquial para contemplar la figura de Nuestra Señora de los Dolores, la cual lucía con un brillo especial, tal y como detallábamos en una entrada en este blog.
Foto: Alberto Beamud
A la llegada de la noche, las predicciones se cumplían y la lluvia no permitía realizar el Vía Crucis penitencial que la Junta de Hermandades prepara y organiza para el Viernes de Dolores por las calles de nuestra localidad. Una lluvia que hizo que la Junta de Hermandades tomara la decisión, junto a nuestro párroco, don Julián, de realizar el Vía Crucis dentro de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Una decisión que hizo vivir este vía crucis de una manera distinta a la que estamos acostumbrados y donde el coro fue partícipe preparando unas canciones para la ocasión y unas proyecciones dentro del templo. Gracias, desde aquí, por toda su colaboración a lo largo del año y por la rápida preparación de las proyecciones ante la decisión de suspensión del acto por el recorrido estipulado. Éste era el primero de los actos que la lluvia impedía y hacía tomar la decisión de suspender, pero no él único. 

Foto: Antonio Illescas
Dos días más tarde, se presentaba con incertidumbre el Domingo de Ramos, y en el que finalmente pudimos realizar la procesión de la "Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén". Ésta es una procesión en la que los más pequeños viven con alegría e ilusión la entrada de la Semana Santa. Además, este año contaba con la novedad de que los más pequeños iban dentro de la procesión y no en las filas, como años atrás. Por parte de nuestro Grupo Joven, esta procesión la vivimos sacando a la calle la Cruz de Guía que donamos en 2014, junto a los otros dos grupos jóvenes. Además, también fue nuestra la responsabilidad de sacar el estandarte de nuestra Hermandad, representando a todos y cada uno de los hermanos de nuestra cofradía. 
Foto: Sierra Carranza

Finalizada la procesión de la mañana, por la tarde era la ocasión de presenciar el pregón de la Semana Santa 2018. Este año a cargo de uno de los sacerdotes de nuestra parroquia, don Tomás Jesús Serrano, el cual nos situó la vivencia de esos momentos de pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, bajo la perspectiva de uno de los apóstoles, de San Pedro. Todo bajo una mirada poética con música instrumental de fondo y unas proyecciones lanzadas a las paredes del presbiterio de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Finalizado el maravilloso pregón, dio lugar el espléndido concierto anual con el que la Agrupación Musical "Virgen de la Sierra" de nuestra localidad deleita a los asistentes al pregón de Semana Santa. Dicho concierto contó con las piezas musicales ganadoras del concurso de marchas del año pasado y las que han sido galardonadas en este año. 

El Domingo de Ramos terminó para algunos de los miembros del Grupo Joven en la capital provincial, donde pudimos ver otro punto de vista cofrade, presenciando las estaciones de penitencia de la Hermandad del Santísimo Cristo Ultrajado y Coronado de Espinas y Santa María del Perdón, y la Hermandad del Prendimiento de Jesús Cautivo y María Santísima de la Salud. Estas no serían las únicas salidas que haríamos fuera de nuestro pueblo, pues entre el Lunes Santo y el Martes Santo visitamos también las localidades de Puerto Lápice, en concreto a la Hermandad de la Virgen de la Soledad; y Daimiel, donde algunos amigos nos ofrecieron una pequeña visita guiada por los distintos templos de la localidad y la Casa Museo de la Hermandad de Jesús Nazareno. Desde aquí, agradecemos a las personas que nos atendieron en ambas localidades.

Foto: Antonio Ismael Cabrera
Con la llegada del Lunes Santo, nuestra Hermandad y Grupo Joven además de realizar la visita a Puerto Lápice, también realizó algunas actividades preparatorias para las salidas procesionales que comenzaban a partir del Jueves Santo. Colocación de velas, limpieza de enseres, guardapasos, etc, son solo algunas de las labores que realizamos antes y después de estar presentes en la inauguración del monumento cofrade que el Ayuntamiento de Villarrubia de los Ojos ha situado en la intersección entre las calles Jijones, Grande y Concepción. Un monumento que simboliza la pasión cofrade, la pasión de la Semana Santa, en nuestra localidad y la tradición familiar que pasa intergeneracionalmente de padres a hijos, pues son muchas las familias villarrubieras que cuentan entre sus miembros con cofrades de alguna o varias hermandades de pasión. En dicho acto, estuvieron presentes las autoridades civiles, con nuestra alcaldesa a la cabeza, doña Encarnación Medina; el sacerdote de nuestra parroquia, don Tomás Jesús Serrano; el poeta local, don Felipe Serrano; y el escultor e imaginero sevillano, don Francisco Javier Fariñas. Todos ellos, dedicaron unas palabras en un emotivo y sencillo acto.

Con el Martes Santo, y siguiendo preparando nuestras salidas procesionales, los portadores de Nuestra Señora de los Dolores realizaron el traslado del trono, como cada año, a la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Éste es uno de esos actos que, tan sencillos, se ha enmarcado tradicionalmente como uno de los reclamos antes de las estaciones de penitencia de cada Hermandad. Así, junto con la Hermandad de Jesús Nazareno, se procedía a este traslado, donde ambas cuadrillas ponían rumbo al templo parroquial. A la llegada de ambos tronos, fueron colocadas ambas imágenes en sus tronos para que pudieran ser veneradas hasta su salida procesional el Jueves Santo.
Foto: Alberto Beamud

Llegó el tan esperado Jueves Santo. Todo preparado, todo listo y los fieles y devotos ya visitaban nuestra Sede-Oratorio. Nosotros hacíamos lo mismo visitando la Capilla de la Esperanza y el Guardapasos de la Hermandad de Jesús Nazareno, deseándonos suerte y comentando las últimas previsiones meteorológicas. Todo parecía en orden, al menos para esa noche.
Con la llegada de los Santos Oficios, nos adentrábamos en la "Cena del Señor" y a su término, nuestra Hermandad procedía a llevar el resto de pasos a la Iglesia parroquial para comenzar nuestra primera estación de penitencia.

Foto: Antonio Illescas
Cerca de las 8 de la tarde, cientos de "blancos" se acercaban hasta el barrio de la Soledad, donde nos reunimos primeramente para partir hacia la Iglesia. A nuestra llegada a la Iglesia, la Hermandad de Jesús, como cada año, ya había comenzado a sacar sus imágenes y todo haría prever que sería una buena noche. Y así fue, culminamos una noche más de Jueves Santo, donde sacamos la Virgen Niña, con esos niños y niñas costaleros de nuestra Hermandad, que portan la imagen de María con esa ilusión y alegría. De la misma manera, esas mujeres, muchas de ellas habiendo pasado antes por el paso de la Virgen Niña, y que ya habiendo crecido, son ahora las portadoras de la Verónica y las Santas Mujeres de Jerusalén. Mujeres que limpian el rostro de Jesús, mujeres que son muy importantes en nuestra Hermandad y que sienten el peso sobre sus hombros en una nueva Semana Santa. La voz de una de ellas se clava en sus cabezas, recuerdan sus seres más queridos y a la voz del capataz, las costaleras de la Verónica levantan el paso con fuerza, dispuestas a seguir sus pasos.
Foto: Antonio Maeso
Ya ha caído la noche. El sol se acaba de poner y el incienso comienza a verse en la puerta de la Parroquia, anuncia la llegada de la Virgen, la Virgen de los Dolores. Poco a poco salen los costaleros. Han sido alentados por el Hermano Mayor antes de comenzar su procesión y el silencio es pulcro en la Iglesia. La gente espera fuera a la Madre de Dios. Agachados, bajando el trono por debajo de sus rodillas, los costaleros de la Virgen de los Dolores salen poco a poco hasta que su capataz durante 17 años y el Hermano Mayor, quien la acompaña desde hace 16, dedican unas palabras a la Virgen de los Dolores y a sus costaleros antes de levantar hasta el cielo en tres golpes.

Comienza la procesión, es una noche fría. En algunas personas que están viendo la procesión se ve nsus lágrimas caer, mientras las miramos bajo nuestro capillo. Antes de enfilar la Calle Jijones, frente al monumento al cofrade, Nuestra Señora de los Dolores hace un saludo donde nuestro Hermano Mayor coloca un ramo de flores y enciende una vela para todos los cofrades y hermanos que ya descansan en la esperanza de la resurrección. Llegamos a la Calle del Santo, al girar esa calle el cansancio y el dolor de algunos costaleros y costaleras se empieza a hacer notar, pero queda poco, muy poco, para llegar de nuevo a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, donde poder dejar de nuevo a nuestras imágenes y volver a una nueva procesión horas después.

Foto: Grupo Joven Hermandad de la Soledad
Finalizada la procesión de "La Flagelación y la Virgen de los Dolores", los hermanos regresan a sus casas a descansar para "Los Encuentros". Antes, algunos oramos frente al Santísimo Sacramento en nuestro turno de vela de 1 a 3 de la madrugada. Con rezos y cantos, sentimos al Señor más dentro de nosotros. A la hora de vestirnos, cerca de las 5 de la madrugada, comienzan a caer inesperadamente algunas gotas por las calles villarrubieras que hacen ponernos en el peor augurio posible. De igual manera, nos vestimos y llegamos hasta la iglesia con la mayor ilusión de poder ver en la calle de nuevo a la Virgen de los Dolores y a la Verónica en sus encuentros con Jesús Nazareno, algo que finalmente no pudo ser. El cielo en varias ocasiones dejaba algunas precipitaciones que alarmaban nuestra salida y tras varios intentos, nuestra Hermandad y la Hermandad de Jesús Nazareno deciden no procesionar.

Foto: Beatriz Redondo
Así las cosas, a lo largo de la mañana quedaba mucho trabajo para nuestra Hermandad donde debíamos prepararnos para salir en la noche de Viernes Santo, la noche de la Virgen de la Soledad. Y, entre otras cosas, debíamos llevar los pasos de la Piedad y la Vera-Cruz, mientras que el paso de palio debía volver a nuestra Sede-Oratorio, donde saldría la Virgen de la Soledad. Además, el paso de la Verónica y las Santas Mujeres había también que desmontarlo y llevarlo al Guardapasos de la Calle Macabil. Varias cosas que la lluvia hizo retrasar, pero que finalmente y con la ayuda de costaleros, Grupo Joven y demás devotos, pudo realizarse. Mucho trabajo en el que se unen fuerzas e ilusión ante todo. Con la llegada de la tarde, unos nuevos Santos Oficios, "En la Pasión del Señor". El momento se acerca, Jesús va a morir por nosotros y María queda en Soledad tras tenerla en sus brazos.
Mientras va cayendo la tarde y la noche va llegando, el tiempo se va encapotando, el cielo oscurece y de nuevo los malos pronósticos nos hacen temer lo peor. Al igual que por la mañana, los hermanos "blancos" se acercan hasta la Sede-Oratorio con la misma ilusión, pero la lluvia, aunque tímidamente, va cayendo en la calle. Reuniéndose las tres hermandades y la Junta de Hermandades en la Iglesia, se toma la decisión de no salir, la mejor decisión, pues pocas horas después comenzó a llover con fuerza en Villarrubia de los Ojos.

Ante esta mala noticia, la gente de otras hermandades también se acerca por nuestra Sede-Oratorio para venerar a la Virgen de la Soledad, y nuestra Hermandad anuncia el rezo de un solemne Vía Crucis ante la imagen de la Virgen. Antes, la Agrupación Musical "Virgen de la Sierra", acompañando a las autoridades civiles, toca algunas marchas de su repertorio entre las que destaca "Mater Mea", y sobre todo, "Soledad y Veracruz" y "Acompáñame en mi Soledad", marchas compuestas para nuestra Hermandad. Este momento pudo verse en directo gracias a un vídeo grabado por nuestro Grupo Joven en nuestro perfil de Facebook y que ya se puede ver en YouTube:


Un nuevo palo para la Semana Santa de Villarrubia, que veía como una procesión más era suspendida por culpa del tiempo. Aun así, al día siguiente habría que seguir trabajando. El Sábado Santo llegaba y por la noche, tras la Vigilia Pascual, tendríamos la procesión del Resucitado. Jesús iba a resucitar, su promesa se iba a cumplir.
Con esta procesión, Jesús Resucitado se encuentra con la Virgen, cada año de una Cofradía distinta, y este año era el turno de la Virgen de los Dolores. Para ello, tendríamos que bajar la imagen de la Virgen de la Soledad para subir, esta vez, a la Virgen de los Dolores. De la misma manera, habría que recoger y guardar para otro año, enseres, pasos y demás insignias que para esta procesión no saldrían.
Finalmente, sobre las 23.45 de la noche éramos convocados en nuestra Sede-Oratorio para acompañar a Nuestra Señora de los Dolores hasta la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción donde saldría el Sepulcro vacío, el cual pertenece a la Hermandad de Jesús Nazareno, y Jesús Resucitado, quien se encontraría en las puertas con su Madre y donde realizarían su camino por las calles de Villarrubia. Este año, con la novedad de haber incorporar un recorrido fijo y no variable como anualmente se estaba dando, para intentar conseguir mayor seriedad en dicha procesión. De la misma manera, se fijó una nueva hora para comenzar la procesión, para dar tiempo a la gente a vestirse desde la Vigilia Pascual, poniéndola a las 12 de la noche.
Foto: Antonio Illescas
Esta vez, la procesión tendría buena suerte a la hora de salir, pues el cielo estaba totalmente despejado para acompañar a nuestras imágenes.

Sin duda, y como decíamos al principio de la entrada, una Semana Santa agridulce, atípica a tal y como la estábamos viviendo en los últimos años, con temperaturas más que primaverales y cielos despejados. Pero quedándonos con los buenos momentos vividos en Hermandad. Pasado ya casi un mes desde que empezaba la Semana Santa, echamos la vista atrás y sólo vemos momentos, momentos compartidos y alegría de vivirlos juntos. Que la Virgen de la Soledad nos guarde a todos y nos guíe por el sendero de la fe, la esperanza, la caridad y el resto de valores de cristianos que debe tener una Hermandad y un cristiano.

Antes de finalizar esta entrada, queremos solicitaros fotos, vídeos o cualquier material audiovisual que contengan insignias, símbolos o cualquier cosa que tenga que ver con nuestra Hermandad. Nos gustaría tener un archivo gráfico que mantenga los recuerdos de nuestra Semana Santa y, en especial de nuestra Cofradía, con el paso de los años donde poder visualizarlos y del que podamos disfrutar todos, donde acompañaríamos la autoría de ellos. Podéis enviarnos lo que queráis a través de nuestro correo electrónico (grupojovensoledadyvera-cruz@hotmail.es) o por mensaje privado en nuestro perfil de Facebook (Soledad Vera Cruz), indicándonos autoría y año del archivo. Algunas de las fotos y vídeos que nos habéis ido enviando ya están en nuestro perfil de Facebook.

sábado, 31 de marzo de 2018

Resucitó, ¡Aleluya!


Has gritado, con tu escandalosa muerte,
en medio de tanto ruido y, tu final,
ha podido más que la misma muerte
¡GRACIAS, SEÑOR! ¡ALELUYA!
Has muerto, pero al morir,
nos has enseñado a mirar hacia el Padre
a cumplir la voluntad de Dios y no la nuestra
a buscar el bien de los demás  y no el propio
¡HAS RESUCITADO, SEÑOR!
Se ha cumplido lo anunciado por los profetas
hemos pasado de la tiniebla a la luz
del pecado a la gracia
de la falsedad a la gran Verdad
de la tierra al mismo cielo
de los interrogantes a tu VIDA como respuesta
¡HAS RESUCITADO, SEÑOR!
Lo eterno, en esta noche santa y divina,
se impone a lo efímero
El sepulcro se convierte en simple y vago recuerdo
la losa de la muerte se fragmenta en mil pedazos
y tú, Cristo, sales caminando y victorioso
¡HAS RESUCITADO, SEÑOR!
En esta noche, oh Señor, no existe ya el fracaso
ya no  observaremos con temor al último día
ni, mucho menos, teñiremos de negro
los suelos por los que nuestros pies avanzan
¡HAS RESUCITADO, SEÑOR!
Has resucitado, y con tu resurrección,
nos das alas para soñar  y volar en el cielo eterno
para combatir dudas y soledades
Nos das ojos grandes para ver el mañana
frente al hoy que se nos impone
      Colocas nuestros pies en el camino de la fe
para esperar ante la desesperanza
para gozar con la gloria que nos aguarda
para no alejarnos de ese surco que Dios
traza entre esta tierra y el cielo en el que habita
¡HAS RESUCITADO, SEÑOR!
Y, porque has resucitado, te damos las gracias
Contigo, seremos invencibles
Contigo, llamados a la vida
Contigo, empujados al Padre
Contigo, sin temor ni temblor, hasta el final
Movidos por la fe, con la fe y en la fe
¡HAS RESUCITADO, SEÑOR..Y NOS BASTA!

viernes, 30 de marzo de 2018

Procesión del Santo Entierro

Tras tener que llegar a suspender la procesión de "los encuentros" a través de una decisión consensuada por la Hermandad de Jesús Nazareno y nuestra Hermandad, en el día de hoy ansiamos la llegada de la procesión del Santo Entierro y la Virgen de la Soledad.

En dicha procesión saldrán las imágenes del Niño Jesús Carpintero y Jesús en el Descendimiento, de la Hermandad de "los verdes"; y el Niño de la Bola, el Santo Sepulcro y el Santísimo Cristo en la Agonía por parte de "los moraos".

Por nuestra parte, nuestra Hermandad procesionará con la Virgen Niña, ya ataviada con la capa en color negro, simbolo del luto, el Misterio del Calvario, el Misterio de la Piedad y la Virgen de la Soledad. 

Ésta trata una de las mayores estaciones de penitencia de la comarca en cuanto a características como el recogimiento y la solemnidad.

Desde nuestro Grupo Joven, queremos animaros a participar en dicha procesión, siempre y cuando las condiciones climatológicas nos lo permitan. Ante posibles situaciones de suspensión,aplazamiento, etc de la procesión, iremos informando a través de nuestras redes sociales.

Misterio de la Vera Cruz

Misterio de la Piedad

jueves, 29 de marzo de 2018

Viernes Santo: procesión de los Encuentros

Fotografía: Ricardo Gómez

En esta procesión, nuestra Hermandad vuelve a procesionar con la Hermandad de Jesús Nazareno y Santísimo Cristo en la Agonía, donde Jesús Nazareno se encuentra con su Madre, María Santísima de los Dolores, y la Verónica.

Así, se suceden tres encuentros, tres puntos claves de esta singular y peculiar procesión, donde los costaleros y costaleras de nuestra Hermandad corren hacia Jesús en cada una de sus caídas de camino al Calvario.

Nuestra Hermandad nos cita en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción a las 6.15 de la mañana para comenzar desde ahí la procesión. Tras ella, bajaremos hasta el barrio de la Soledad para realizar la Adoración al Santísimo Sacramento en el Monumento de la Iglesia de la Soledad, sobre las 9.30 horas.

Jueves Santo: procesión de la Flagelación y la Virgen de los Dolores

Llegó el momento. Nuestra Hermandad sale de nuevo a la calle. Será la primera estación de penitencia de nuestra Cofradía, y en ella sacaremos a la calle los pasos de la Virgen Niña, portado por niños y niñas de nuestra Hermandad; la Verónica y las Santas Mujeres de Jerusalén, portada por mujeres; y la Virgen de los Dolores, portada por hombres.

En esta procesión, estamos acompañados por la Hermandad de Jesús Nazareno y Santísimo Cristo en la Agonía, quienes sacarán a la calle a las imágenes del Niño de la Bola, el misterio de la Flagelación y Jesús Nazareno. 

Los hermanos de nuestra Cofradía estamos citados a las 19.45 en la Sede-Oratorio de nuestra Hermandad, donde comenzaremos a procesionar hasta la Iglesia Parroquial, donde saldrán nuestras imágenes y la Cruz de Guía. 

Os recordamos que nuestra Hermandad tiene el turno de adoración al Santísimo Sacramento de 1 a 3 de la madrugada en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. 

Verónica y Santas Mujeres de Jerusalén

Virgen Niña

Estrenos y novedades de nuestra Hermandad para esta Semana Santa 2018

Cada Semana Santa, con la intención de seguir creciendo como Cofradía, nuestra Hermandad está teniendo en los últimos años una dinámica de restauraciones de imágenes, renovación de enseres, etc.

En esta Semana Santa 2018 son varias las novedades con respecto al pasado año. Entre ellas, es de destacar la culminación al proyecto de candelería del paso de palio, paso que comparten las imágenes de María Santísima de los Dolores en la noche de Jueves Santo y en la procesión de los Encuentros; y la Virgen de la Soledad, en la procesión del Santo Entierro en la noche de Viernes Santo.
Este proyecto finaliza tras tres fases repartidas en tres años. Esta última consta de 22 nuevos candelabros de entre 75 y 90 centímetros. Están realizados en metal bañado en plata y son obra de los talleres de orfebrería "Orovio de la Torre" de Torralba de Calatrava. Como el resto de años, nuestra Hermandad pone a disposición de los hermanos la posibilidad de poder donar alguno de estos candelabros donde se inscribirá el nombre de la propia persona, de un familiar, etc. Es una forma de poder ir acompañando a la Virgen año tras año, de portar el cirio que alumbre a Nuestra Señora de los Dolores y Nuestra Señora de la Soledad. 

Por otro lado, en cuanto a restauraciones, podremos ver esta Semana Santa la restauración de una de las mujeres de Jerusalén que acompañan a la Verónica en su paso, María de Cleofás, dotándola de una nueva fisionomia, sobre todo en el rostro. La restauración ha sido realizada por el imaginero que la realizó en su momento, Ángel Velázquez Vega, de Santiponce (Sevilla). Los gastos de esta restauración han sido costeados por la misma familia que sufragó la adquisición en su día. 
De la misma manera, la imagen de San Juan Evangelista, que procesiona en el paso de la Vera-Cruz junto a la Virgen del Calvario, el Cristo de la Vera Cruz y Santa María Magdalena, también ha sido sometido a un proceso de restauración donde se han eliminado algunas imperfecciones del paso de los años, basada en mejorar la policromía de los ojos. El trabajo y material utilizado ha sido donado por el imaginero criptanense, Francisco Javier Muñoz Boluda. San Juan también estrenará para esta Semana Santa un nuevo fajín.

Además, para esta Semana Santa la Virgen de la Soledad procesionará en Viernes Santo con la cruz del mérito templario, entregada por la Soberana y Militar Orden del Temple de Jerusalén en el acto en el que se nombró a ésta como Madrina de Honor de la Hermandad. La misma tendrá una representación y procesionará delante de Nuestra Titular en la procesión del Santo Entierro. Igualmente, la Virgen en su pechero tendrá una medalla de Santa Gema donada. 

miércoles, 28 de marzo de 2018

Carta de nuestro pregonero, Tomás Jesús, para esta Semana Santa 2018

Inmersos en la Semana Santa 2018, y tras haber pregonado ésta, uno de nuestros sacerdotes Tomás Jesús Serrano Sánchez nos dedica unas palabras para la preparación de esta Semana Santa. Una vez más, agradecemos a Tomás su colaboración y compromiso con nosotros.

¿Con qué "armas" debo vivir la Semana Santa?

"La Semana Santa es el tiempo y el momento crucial de todo el año cristiano. Se nota en las celebraciones y en las procesiones.  Desde el inicio de la Iglesia supieron contemplar esta semana y darle el énfasis que requería. En el culto se celebraba la entrada de Jesús en Jerusalén, la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Y esos mismo hechos son los que se han ido representando en las imágenes que salen a la calle para hablarnos de estos misterios. Os propongo algunos puntos para aprovechar mejor esta Santa Semana:

1. Recuperar el “Amor Primero”. 
En cualquiera de nuestras relaciones es necesario recuperar la frescura y la novedad que supuso el conocer a la otra persona. En relación a Dios pasa lo mismo. Hemos de recuperar la novedad de Dios en nuestra vida y sobre todo rememorar el Amor que Él nos tiene y que yo he de profesar. Podemos llegar a pensar que “otra vez la Semana Santa” “otra vez lo mismo”. Cada Semana Santa es una oportunidad de acercarme más al Maestro y de mejorar mi discipulado. Vivir este “amor primero” es rechazar la rutina, la comodidad y el pasotismo.

2. Recuperar la óptica de la primera Semana Santa.
Muchos son los personajes que están alrededor de Jesucristo estos días. (María su madre; sus discípulos; Verónica; Nicodemo; José de Arimatea…)  De todos hemos de aprender y a todos hemos de mirar para comprender mejor esta historia sagrada. Elige un personaje de ellos e intenta acercarte desde él a Jesucristo. Cada uno de nosotros está en un momento concreto de su vida y desde ese momento podemos sentirnos más cercanos a uno que a otros.
Aprovecha este momento y desde ese personaje que te llama la atención contempla y sigue al Maestro

3. Recuperar los gestos de esta Santa Semana.
Muchos son los gestos y las palabras que Cristo en su vida mortal nos ha regalado. Y nos lo ha regalado para que lo imitemos y secundemos. Realizando esos gestos acompañados del corazón podemos seguir e imitar a Nuestro Salvador. También en esta Santa Semana tenemos muchos gestos que nos acercan o nos interpelan

- LAVAR LOS PIES. Gesto de amor y de renuncia; de entrega y de humildad; de hacerte más humano desde el servicio.
- PARTIR EL PAN. Jesús parte y reparte el pan porque en pan es su cuerpo. Lo da todo. 
- BESAR SIN CORAZÓN: El beso que es siempre bueno es ultrajado por la traición. 
- AFIRMAR LA VIDA: “Yo soy, nos dice el Señor” y es algo que nos ira repitiendo toda nuestra vida
- LAVARSE LAS MANOS: Pilato se desentiende de juzgar a Cristo. Eso es la indiferencia.
- CONTEMPLAR LA CRUZ: En ella está Cristo. Es el lugar donde nuestro REY va a morir".